Apartamentos que admiten perros en San Sebastián

San Sebastían, también conocido como Donostia es una ciudad y municipio del País Vasco. Está situado en la costa del golfo de Vizcaya y sobresale por ser la capital de la provincia de Guipúzcoa. Una ciudad muy transitada que acoge con los brazos abiertos a los viajeros caninos.

Lista Top 17 mejores apartamentos que admiten mascotas en San Sebastián

¿Qué puedo hacer en San Sebastián con mi perro?

San Sebastián ofrece una amplia variedad de planes para hacer con tu perro. Uno de sus principales atractivos son el gran número de negocios que permiten la entrada de perros, es especial bares y lugares de tapeo. La Cervecería La Gaviota, el Bar Ttun Ttun y el Bar Amazonas son lugares que debes marcar como imprescindibles en tu visita a Guipúzcoa. Si te gusta ojear los últimos superventas, en la Librería Kaxilda podrás estar incluso con tu perro.

Otro plan interesante consiste en aventurarse por las calles de la Parte Vieja de la ciudad. Calles bulliciosas, llenas de vida y actividad, donde interaccionar con los habitantes de la zona. Podrás observar que abundan los bares, cada uno mejor que el anterior. Te recomendamos crear una ruta y degustar las especialidades de cada uno, seguro que no te arrepentirás. Además, los camareros son un encanto, y tu perro seguro que recibirá algún que otro premio.

Los establecimientos del Puerto de los Pescadores te permiten repetir la misma táctica que en la Parte Vieja, y disfrutar de la ciudad junto a tu perro.

Si te gusta hacer senderismo, te encantará escuchar que puedes subir con tu perro al Monte Igueldo. A pesar de que por cada perro hay que pagar la misma tarifa que para un adulto, el paseo junto a él y las espectaculares vistas harán que te parezca incluso barato.

Como ya sabrás, San Sebastián es una ciudad costera, con bastantes playas de renombre. Si visitas este destino, no puedes perderte dar un paseo por cualquiera de las siguientes playas: La Concha, Zurriola u Ondarreta. Tu perro podrá acompañarte siempre y cuando sea fuera de la temporada de baños (1 de junio – 30 de septiembre).

Por último, antes de volver a casa, no debes olvidarte de visitar el Peine del Viento, una escultura de metal de Eduardo Chillida situada en el mar. La estructura está construida sobre una gran roca en la que rompen las olas. Ese relajante ruido más el atardecer de fondo crearán un entorno idílico donde dejar las preocupaciones mundanas y simplemente disfrutar del momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *